Aprendiendo del error por Daniel Peña

Categoría: Crianza, Educación, Niños Sin comentarios

Hoy en la sesión que observaba, todo iba como estaba planeado, se realizaban las actividades programadas, los niños participaban, y todo iba tranquilo, hasta que uno de ellos, al ir corrigiendo el dictado, se dio cuenta que había escrito mal una palabra, y fue suficiente para ya no querer seguir intentándolo, unas lágrimas salieron de sus ojos y ya no quiso participar más. Y todo por un error.

Es cierto que cuando nos equivocamos, no nos sentimos bien, sería genial que todo lo que hacemos nos salga bien a la primera, pero no va ser así; es más, el error es parto fundamental del aprendizaje, pues así vamos descubriendo el mundo.

Y es importante que ayudemos a nuestros hijos a poder ver el error como algo de lo que debemos aprender y no como algo malo, algo que nos frustre.

Así que hoy quiero dar algunos consejos para ayudar a nuestros hijos a afrontar un error.

  1. Seamos empáticos, no menosprecies lo que pueda sentir tu hijo, que, aunque a ti te parezca algo simple, para él se le puede estar cayendo el mundo, por eso es importante que lo puedas contener, pregúntale lo que siente, qué es lo que pasó. El expresarlo le ayudará también a entender lo que está sintiendo y a partir de ello, podemos ayudarlo a enfrentar lo que está pasando.
  2. No te molestes, si lo reñimos por equivocarse, le estamos enseñando que está mal, y de seguro, cada vez que se equivoque, se frustrará. Entonces respiremos y conversemos con él.
  3. Ayúdalo a reflexionar, pregúntale que es lo que pasó, qué hizo, por qué cree que le salió mal, y cómo lo podríamos solucionar. Es muy importante que sea nuestro hijo quien pueda encontrar su propia forma de arreglar el error, y se dé cuenta que lo puede hacer bien. Nuestra tarea será guiarle, darle alternativas, ayudarle a prever qué puede pasar y sobre todo animarlo a seguir intentándolo.
  4. Acompáñalo, dale tu respaldo siempre, hazle saber que tú estás para ayudarlo, lo que no significa que harás por él las cosas, sino que lo acompañaras a superarlo. Es muy importante que tu hijo se sienta respaldado por ti, esto le dará confianza para intentarlo.
  5. Felicítalo, cada vez que se atreva a solucionar su error o a disculparse.
  6. Sé ejemplo, nuestros hijos aprenden más de lo que ven de nosotros que de lo que le decimos, así que cuando te equivoques, pide disculpas e inténtalo nuevamente. Que tu hijo vea cómo reconoces que te has equivocado y lo que haces para hacerlo mejor.

No olvides que equivocarnos en un derecho, y que aprender de nuestro error es nuestro deber.

1 Like

Daniel Peña
Licenciado en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Diplomado en Estimulación Temprana bajo el enfoque de inteligencias múltiples en el Instituto de Aprendizaje e Innovaciones Educativas (INFAMILE). Diplomado en Neuroeducación con mención en primera infancia en el Centro Iberoamericano de Neurociencia, educación y desarrollo humano. Con curso de Conciencia Fonológica en el Centro Peruano de Audición y Lenguaje (CPAL). Actualmente me desempeño como Psicólogo Supervisor en dos aulas del Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en Ventanilla-Callao.

Comentarios: 0

Deja un comentario