[vc_row el_id="1528688922956-b8814630-2942"][vc_column el_id="1528688922991-7f5b64a7-2be4"][vc_column_text]Si hacemos una pequeña encuesta en casa o el trabajo y preguntamos sobre cuál fue el curso que más gustó en el colegio, algunos dirán: arte, educación física, matemáticas, inglés, etc. Y si preguntamos el por qué gustaban más, con seguridad nuestros encuestados dirán que sentían que eran buenos para estos cursos, que sacaban mejores notas en estos cursos, que los disfrutaban. Por otro lado, en una familia, vemos que hermanos pueden destacar en habilidades tan diferentes a pesar de haberse criado juntos. Howard Gardner, psicólogo norteamericano, planteó en 1983 la teoría de las Inteligencias Múltiples, definiendo la inteligencia como una habilidad para resolver un problema o crear un producto valioso en un contexto cultural determinado. Esta definición es más amplia que aquella centrada sólo en una inteligencia lingüística y lógico-matemática, como usualmente se pensaba. Señala que un músico puede ser tan inteligente o más que un científico, sólo que cada uno ha desarrollado un tipo de inteligencia diferente.  Gardner propone la existencia de ocho tipos de inteligencia: la inteligencia lingüística o verbal, la lógico-matemática, la espacial, la musical, la cinestésica corporal, la naturalista y las inteligencias personales: intrapersonal e interpersonal. En el ambiente escolar, la Teoría de las Inteligencias Múltiples permite reconocer los diferentes talentos y habilidades de los estudiantes. Dejar de lado la creencia de que todos los estudiantes tienen o deben tener las mismas características y por el contrario,  tomar en cuenta que el sistema educativo debería brindar a los estudiantes oportunidades de aprendizaje que maximicen sus potencialidades intelectuales. A continuación, se irá presentando un resumen de cada una de las inteligencias múltiples planteadas en la teoría de Gardner.
  1. Lingüística: Capacidad de procesar con rapidez mensajes lingüísticos, ordenar palabras y dar sentido lúcido a los mensajes.
  2. Lógico-Matemática: Facilidad para el cálculo y la percepción de la geometría espacial. Placer específico en resolver problemas insertos en crucigramas, charadas o problemas lógicos como los del tangram, los juegos de damas y de ajedrez.
  3. Espacial: Capacidad de distinguir formas y objetos incluso cuando se presentan en ángulos insólitos, capacidad de percibir el mundo visual con precisión, llevar a cabo transformaciones sobre las percepciones, imaginar movimiento o desplazamiento interno entre las partes de una configuración, recrear aspectos de la experiencia visual y percibir las direcciones en el espacio concreto y en el abstracto.
  4. Musical: Facilidad para identificar sonidos diferentes, percibir matices en su intensidad y direccionalidad. Reconocer sonidos naturales y, en la música, percibir la distinción entre un tono, melodía, ritmo, timbre y frecuencia. Aislar sonidos en agrupamientos musicales.
  5. Cinestésica corporal: Capacidad de usar el propio cuerpo de manera diferenciada y hábil para fines expresivos. Capacidad de trabajar con objetos, tanto los que implican una motricidad específica como los que estudian el uso integral del cuerpo.
  6. Naturalista: Atracción por el mundo natural y sensibilidad en relación con el mismo, capacidad de identificación del lenguaje natural y capacidad de éxtasis ante el paisaje humanizado o no.
  7. Interpersonal: Capacidad de percibir y comprender a otras personas, descubrir las fuerzas que los impulsan y sentir gran empatía por el prójimo.
  8. Intrapersonal: Capacidad de autoestima, automotivación, formación de un modelo coherente y verdadero de sí mismo y del uso de ese modelo para llevar a cabo la creación de la felicidad personal y social.
En un próximo artículo se compartirá la forma en que puede estimularse dichas inteligencias desde casa. Y recordemos que desde la escuela y el hogar, los educadores y padres podemos ayudar a los niños a desarrollar y mejorar su inteligencia si les enseñamos a conocer y utilizar tanto sus fortalezas como la manera de superar sus debilidades. Evitemos frustrarnos cuando los niños no son perfectos en todo, ya que como esta teoría plantea, cada persona puede mostrar diferentes habilidades sin considerarse menos inteligente que otro.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]