Cocinando con mi hijo por Jacqueline Ponce

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Familia Sin comentarios

Como padres disfrutamos de preparar las loncheras  y almuerzos para nuestros hijos y mientras son pequeños ponemos toda nuestra creatividad en la preparación y presentación de sus platos, pero a medida que pasa el tiempo puede que nos cansemos, sobre todo cuando estamos con una agenda cargada, motivo por el cual hace un tiempo decidí involucrar a mi niño de 9 años en ello y no saben lo fabuloso que resultó, mi niño ya sabe hacer arroz, diferentes tortillas, sándwich, además de jugos y refrescos. Note una gran motivación en él desde que le enseñe a preparar su primera tortilla, ahora cada vez que vienen sus primos de 8 y 11 años a visitarnos, ellos se encargan del desayuno o cena y entre todos realizamos esta tarea. Claro siempre con supervisión y teniendo claro que la cocina, el horno, licuadora y otros aparatos tecnológicos lo maneja el adulto.

Involucrar a nuestros pequeños en la cocina trae muchos beneficios sobre todo para ellos mismos, ya que están adquiriendo la habilidad de preparar sus alimentos esto refuerza su autonomía. Tenemos que supervisar  siempre puesto que en la cocina siempre hay peligros. Niños y niñas de 4 a 6 años pueden preparar sándwich, galletas, brownies, chocolates, gelatinas y otros postres sencillos, 7 a 10 años pueden preparar recetas más elaboradas como cupcakes, pizzas, enrollados, jugos, refrescos, etc.

Este acercamiento a la cocina es una gran estrategia para fomentar una alimentación saludable, al manipular los alimentos se les puede enseñar sobre sus propiedades y los beneficios de consumirlos. En la cocina tendrán una oportunidad más de desarrollar su creatividad al innovar en nuevas preparaciones o presentaciones de los mismos. Otro gran beneficio es el seguimiento de instrucciones, tienen que seguir paso a paso la receta hasta que la aprendan. En mi caso, por ejemplo suelo ir a la cocina con mi hijo y sus primos, y veo como se ponen de acuerdo en las tareas de lavar, pelar, picar, etc. y observo como trabajando en equipo van obteniendo mejores resultados.

Entonces papitos y mamitas es momento de compartir la preparación de alimentos con nuestros hijos e hijas, disfrutemos ese momento con ellos además de inculcarles habilidades para su vida.

0 Likes

Jacqueline Ponce
Licenciada en Psicología en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Diplomado en Fonoaudiología en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (UNIFE). Maestría en Psicología con mención en Intervención Psico educativa en trastornos del Neuro desarrollo. Especialista en Estimulación Temprana y Consultoría externa en monitoreo y evaluación de prácticas pedagógicas docentes del nivel inicial. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en las sedes de Villa el Salvador y San Juan de Lurigancho.

Comentarios: 0

Deja un comentario