Combatiendo la obesidad infantil Parte 2 por Maritza Cantera

Categoría: Alimentación, Crianza, Niños

En el blog anterior empezamos a tomar conciencia de la importancia de los hábitos alimenticios en la prevención y en el control de la obesidad infantil. Retomaré el tema definiendo la importancia de los hábitos en general y hablando de otro aspecto importante de la obesidad: bajo nivel de actividad física, el sedentarismo y el sueño alterado.

Hábitos saludables

Lo que contribuye a nuestra salud son los hábitos adecuados que son conductas que repetimos y que vamos aprendiendo. Se forman alrededor de los 3 a 5 años, se consolidan en la escuela y en la adolescencia ya están formados. Si bien los adultos podemos cambiar nuestras rutinas y hábitos, a veces nos resulta una tarea complicada. La idea es difundirlos, recordar que nos permiten regular nuestra conducta y auto controlar nuestro deseo de comer o hacer rutinas que a largo plazo nos pasarán factura.

Otro de los factores influyentes de esta enfermedad llamada obesidad, es el sedentarismo. El no hacer ejercicio genera discapacidad en el niño y muchos especialistas mencionan que aumenta la probabilidad de mortalidad.  Mucho ojo con este tema: es totalmente cierto que el cuerpo se acostumbra a no realizar actividad física.

LUCHA CONTRA EL SEDENTARISMO

Actualmente los niños llegan a la casa del colegio y lo primero que buscan es manejar alguna Tablet o video juego en la computadora.  La mayor parte del tiempo se sientan a realizar tareas o a jugar videojuegos; incluso se conectan, en edades más tempranas, a las redes sociales.  Las investigaciones mencionan que el estilo de vida es el factor más influyente en la calidad de vida. Es por ello que el papel fundamental de los padres de familia en la promoción de la actividad física es una necesidad tan importante como la alimentación y el descanso.

En la primera etapa de la vida, el movimiento era aprendizaje, y es fundamental seguir cultivando la actividad física en los niños desde chiquitos. Un niño de por si es activo; si vemos a un niño sedentario, es porque el ambiente y los padres de familia están reforzando la pobre actividad física del niño. El rol de la familia será proponer diferentes hábitos contra el sedentarismo.  Ya que nuestro cuerpo funciona mejor cuando hacemos alguna actividad física, sigue las recomendaciones para establecer junto con tu hijo un hábito saludable:

  • Juega con él desde pequeño, pasa tiempo con él y realiza juegos dinámicos que le permitan el movimiento.
  • Visita parques, realiza caminatas o paseos en familia.
  • Controla el uso de la tablet y el televisor. Recuerda que ambos resultan ser adictivos y crean conductas sedentarias. Establece horarios y evita que sean reforzadores. Sugiere diferentes actividades o el uso de diversos objetos para motivarlo, como el yo- yo, pelotas, aros, etc. que permitan estimular la coordinación del cuerpo.
  • Evita el uso de tu celular o tablet en la mesa, o cuando tu hijo este presente; ten en cuenta que eres tú el modelo. Esto no beneficia la interacción, comunicación y la actividad física del niño, ya que al igual que tú, se sentará a ver televisión.
  • Horas antes de ir a descansar apaga todos los aparatos y desconéctate realizando estiramientos con tu hijo para relajar el cuerpo.
  • El niño debe explorar sus posibilidades, tu rol será acompañarlo y buscar con él la actividad física adecuada según sus condiciones. Debe ser el niño quien elija la actividad física como caminar, pasear en bicicleta, bailar o practicar algún deporte. Los niños eligen un deporte o actividad porque creen que lo hacen bien, porque se divierten, porque se relacionan con pares y comparten momentos y retos. Acompáñalo en esa exploración, puedes ir a las mismas canchas, estadios, losas, etc., ver una película o ver partidos con él.
0 Likes

Maritza Cantera
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Segunda especialidad en Intervención Temprana con niños con/ sin necesidades educativas especiales en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Actualmente llevo el curso MOOC del Ministerio de Educación. Brindo consultorías de manera particular a instituciones educativas. Me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos - Fundación Custer en las sedes de Chorrillos y San Martín de Porres.

Comentarios: 0

Deja un comentario