Cómo prevenir que los niños hablen con gente desconocida en redes sociales por Rosenda Ccala

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Niños

En las últimas décadas se ha dado el boom de la tecnología y cada vez somos testigos de como el internet, por su carácter global, llega a todo el universo y te conecta con una gran cantidad de personas, siendo una nueva forma de comunicarse con otros.

Si bien estos avances coadyuvan a las investigaciones y el desarrollo, también trae consigo riesgos a los cuales están expuestos nuestros adolescentes y niños.

Según las estadísticas, los niños tienen acceso a las redes desde los 10 u 11 años, y quizás hasta de menor edad. Se dice que si no estás en las redes no existes, digitalmente hablando por lo cual, las redes sociales son una prioridad en la vida de nuestros menores.  La etapa de la niñez es una franja vulnerable, son sugestionables y creen con facilidad lo que les pueden contar, confían en el desconocido y ese desconocido puede ser un adulto que quiere contactar con el menor con propósitos sexuales y/o pornográficos; así como también ser víctima de acoso entre menores lo cual genera daños no solo al menor sino también a la familia. Los niños no están en edad, ni en capacidad para hacer una apreciación lógica de las personas con las que se conectan por internet.

¿Por qué se acepta a todos?

Los niños y/o adolescentes creen que el tener seguidores en las redes es ser popular, por eso aceptan a todas las personas sean conocidas o no. Cuantos más seguidores tienes, eres más importante o te crees más importante. Eso te permite las redes sociales,  tener miles de amigos, y conectarte con ellos a la vez y al mismo tiempo.

¿Qué debemos hacer para evitar hablar con gente desconocida?

La familia es la llamada a realizar acciones de prevención y para lo cual debe tener en cuenta:

  • Generar un vínculo con los hijos, establecer una relación de afecto, aceptación y control. Un niño que se siente querido y seguro con sus padres, no buscará en otros lo que consigue en su familia. Y tendrá mejores recursos para enfrentar los riesgos, los cuales están allí; pero si hay vínculos adecuados habrá menor probabilidad de caer en ellos. Ante el peligro, el niño lo pensará dos veces antes de ceder en esa situación.
  • Fomentar una comunicación fluida con ellos desde niños, que el niño sepa que puede confiar, que tiene un soporte en su familia, que cuando tenga un problema sabe quiénes lo van a escuchar, sin ser criticado, sabe que sus padres se interesan por él y tomarán en cuenta sus opiniones, deseos y necesidades.
  • Enseñar a los hijos a saber decir NO y cuándo lo deben hacer. O cuando el niño sienta que algo anda mal con sus contactos lo comunicará a sus padres sin temor.
  • Saber y conocer los lenguajes que utilizan en las redes los niños, como se comunican con los demás. Actualizarse con los códigos que utilizan.
  • Ser coherente con los que se quiere enseñar, tener y emitir estos valores en la familia. Recordar que los padres son ejemplos de los hijos, por cuanto si se reduce el tiempo de uso del internet y sus redes sociales, el padre también debe de cumplir con estas normas.
  • Tener en cuenta que mientras a más edad se haga uso de la Tablet o celular es mejor.
  • Si bien nuestros niños son parte de los avances tecnológicos, debemos enseñarles a entender y asumir sus responsabilidades cuando este frente a la computadora y puedan tener una navegación segura. Los especialistas del tema recomiendan:
    • Configurar adecuadamente la privacidad de las redes sociales.
    • En internet hay que comportarse con respeto y educación.
    • Contactarse solo con personas conocidas.
    • Tener en cuenta que las personas que se conoce por internet son desconocidos en la vida, no son amigos.
    • Evitar publicar datos personales.

Como padres entonces estemos muy atentos al manejo de las redes sociales de nuestros pequeños, siempre estableciendo vínculos afectivos seguros con ellos.

1 Like

Rosenda Ccala
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Estudios de Maestría en Psicología Educativa de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Segunda especialidad en Dificultades del Aprendizaje en el Centro Peruano de Audición, lenguaje y aprendizaje (CPAL). Con experiencia laboral en el área Educativa, Social-comunitaria y Clínica. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos en dos sedes en Comas.

Comentarios: 0

Deja un comentario