Como copos de nieve por Daniel Peña

Categoría: Crianza Sin comentarios

Creo que todos hemos escuchado alguna vez el dicho “no existen dos copos de nieve idénticos”, y aunque no se puede decir con certeza que es así, el ver nevar termina siendo mágico, justamente, por la suma de copos de nieve.

Y así como hay diferentes formas de copos de nieve, la diversidad también es parte de las personas; no vamos a encontrar dos personas completamente iguales, por más gemelos univitelinos que sean. Y creo que esa diversidad hace mágica nuestra vida diaria, aunque a veces sea complicado entenderla.

Como padres debemos ser conscientes que el mundo de nuestros hijos estará rodeado por niños con distintas características, realidades, pensamientos, crianza, etc. y educarlos en el respeto, tolerancia e inclusión es nuestra responsabilidad.

  • Educando en el respeto: el respeto es una de las actitudes más importantes que tenemos en nuestra relación con las personas y son los padres el primer modelo de sus hijos. Entonces, antes de pedir respeto, debemos mostrar respeto.

Saludemos al llegar, evitemos decir cosas negativas de otras personas, respetemos las ideas de nuestros hijos, en la calle tratemos respetuosamente a otras personas, y felicitemos cuando nuestro hijo también sea respetuoso, así le mostramos que eso nos importa.

  • Educando en la tolerancia: A veces no es fácil aceptar que otros tengan ideas distintas a las nuestras, pero es parte de vivir en sociedad. Entonces para ayudar a nuestro hijo a ser tolerante, también debemos ser tolerante con él y con los demás.

En casa comencemos escuchando la opinión de todos para poder decidir, preguntemos a nuestro hijo qué opina al respecto, qué le gustaría hacer, y luego, entre todos, elijamos la mejor opción. Es muy importante que le expliquemos que debemos escuchar a todos y que en momentos seguiremos su idea y en otras la idea de alguien más. Cuando juguemos en casa, pongamos tiempo para poder jugar lo que cada uno quiere.

Consideremos que ser tolerante no significa aceptar algo que puede ir en contra de su integridad, por eso es muy importante enseñarle también a expresar su punto de vista, o cómo se siente al respecto.

  • Educando en inclusión: Si bien todos somos diferentes, esto no significa que alguno pueda ser mejor que otro, todos tenemos los mismos derechos. Por ello, es importante que los niños aprendan a aceptar a todos, sin importar su condición, color, religión o discapacidad. Y es en casa donde se debe guiar a los niños para poder hacerlo.

Entonces evitemos dar comentarios discriminadores en casa, permitamos a nuestros hijos tener amigos con diversas características, explicándoles que las diferencias que podemos tener todas las personas nos hacen especiales a cada uno, enseñémosle a ser solidario y compasivo y que denuncie todo acto de discriminación.

El entender la diversidad nos ayudará a poder respetarla. Entonces sal con tu hijo de paseo o viaje, que conozca nuevas costumbres, nuevas personas, nuevas formas de ver y hacer las cosas.

Tú eres especial, así como cada persona que está en la tierra.

Ahora te toca a ti a enseñarles a tus hijos.

0 Likes

Daniel Peña
Licenciado en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Diplomado en Estimulación Temprana bajo el enfoque de inteligencias múltiples en el Instituto de Aprendizaje e Innovaciones Educativas (INFAMILE). Diplomado en Neuroeducación con mención en primera infancia en el Centro Iberoamericano de Neurociencia, educación y desarrollo humano. Con curso de Conciencia Fonológica en el Centro Peruano de Audición y Lenguaje (CPAL). Actualmente me desempeño como Psicólogo Supervisor en dos aulas del Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en Ventanilla-Callao.

Comentarios: 0

Deja un comentario