Debatiendo en familia por Jacqueline Ponce

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Familia

A nosotros como padres nos gustaría que nuestros hijos defiendan sus puntos de vista, que argumenten el porqué de sus ideas, y es mediante el debate que ellos pueden entrenarse en ello. En los últimos años, se ha incorporado esta práctica en los colegios; sin embargo, aún falta acompañar a nuestros niños en esta actividad. Recordemos que no todo lo aprendemos en la escuela, el hogar debe convertirse en el centro de aprendizaje e información natural para nuestros pequeños.

Pero, ¿qué es el debate? Es una herramienta de comunicación que nos permite conocer varias opiniones acerca de un tema. Podemos estar a favor o en contra y mediante una discusión podemos argumentar el porqué de nuestra postura, de nuestro pensamiento y así llegar a acuerdos en el grupo. Por ejemplo, un tema de debate en los colegios puede ser “La venta de comida chatarra en el recreo”, un grupo de ellos deberá defender este tipo de venta, mientras el otro grupo deberá argumentar porque no debe continuarse con dicha venta. Para poder manifestar una opinión, los niños deberán de buscar información, analizarla y saber expresarla de tal manera que los demás escuchen y puedan apoyarlo con esos mismos argumentos o impactar en la contra.

Tener en cuenta lo siguiente para ir a un debate:

  • El moderador es quien guía, hace cumplir los tiempos y menciona las reglas del debate desde un inicio.
  • Los participantes deben investigar profundamente el tema y sus implicancias, debe expresar sus argumentos de manera clara y contundente, también debe prepararse para los argumentos contrarios y como revertirlos favorablemente.
  • Al tener el turno, se debe expresar con un tono de voz adecuado, enfatizando en ideas o datos claves, acompañando de expresiones corporales que den fuerza a la participación.
  • Algo muy importante: se está en contra de los argumentos no de las personas y sobre todo, respetar las reglas acordadas en un inicio.
  • Felicitar a la contraparte, por sus argumentos que le dan como ganador del debate.

Desde casa, podemos realizar esta práctica con la familia; algunos temas podrían ser cómo invertir los ahorros de la familia, a donde ir en las próximas vacaciones, cuántas horas debemos pasar en el internet, quién es el mejor jugador de un torneo de fútbol, qué alimentos se debe incluir en la lonchera, etc.

Con el debate favoreceremos que nuestros hijos puedan expresar, fundamentar y defender sus ideas, aprenderán a escuchar y tomar lo mejor de la contraparte, de esa manera se podrá llegar a acuerdos beneficiosos para todos los miembros.

1 Like

Jacqueline Ponce
Licenciada en Psicología en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Diplomado en Fonoaudiología en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (UNIFE). Maestría en Psicología con mención en Intervención Psico educativa en trastornos del Neuro desarrollo. Especialista en Estimulación Temprana y Consultoría externa en monitoreo y evaluación de prácticas pedagógicas docentes del nivel inicial. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en las sedes de Villa el Salvador y San Juan de Lurigancho.

Comentarios: 0

Deja un comentario