El miedo en los niños por Rosenda Ccala

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Familia, Niños Sin comentarios

El miedo es una emoción como cualquier otra emoción, se experimenta desde temprana edad hasta la adultez, estas puede decirse que en los niños son casi normales y se manifiesta de forma diferente dependiendo  la etapa en la que se encuentra el niño,  se caracterizan por ser pasajeras, de poca intensidad y variables según el nivel evolutivo del niño. Pero si estas se incrementan e intensifican, y generan un desequilibrio en el normal desarrollo del niño entonces necesitará otro tipo de ayuda.

Los miedos son debidos a la falta de experiencia y entendimiento del niño de muchos de los fenómenos que los mayores pueden comprender. Muchos miedos han sido generados por los propios adultos, así por ejemplo el miedo a la oscuridad, al doctor, al famoso cuco, que la mayoría de los niños manifiestan. O cuando por alguna situación los padres incluyen en su lenguaje mensajes como “no tengas miedo al perro, u otros seres imaginarios cuco, etc”.

Somos los adultos que infinidad de veces les trasladamos nuestros miedos,  y el niño lo adopta como tal, así por ejemplo cuando la madre tiene en brazos a su hijo e ingresan a un cuarto oscuro o al sentir ruidos extraños, dice “que miedo” y coge fuertemente a su hijo, ya desde ese momento le ha transferido esa sensación de miedo a ese ruido o a la oscuridad.

Otra fuente que genera miedo es la televisión, los programas donde se perciben seres grotesco, maléficos, horrorosos  o escenas de destrucción, muerte, sangre, que provocan miedo y puede permanecer en el niño hasta soñar con estas situaciones, por cuanto puede confundirla con la realidad.

Qué pueden hacer los padres

  • Evitar hacer uso de términos que generen temor, miedo. Así también evite asociar situaciones o lugares con la palabra miedo, tenga en cuenta que la reacción del niño ante estos términos, situaciones o  lugares será de rechazo, temor.
  • Observar y escuchar atentamente al niño cuando manifieste sus temores, de modo que sepa ud. qué estrategia aplicar con el niño para calmarlo. No ignore las reacciones del niño ante la situación de temor, ni las minimice, muchos menos lo ridiculice.
  • Evitar usar los temores del niño como medio para conseguir que le haga caso, es decir no a las amenazas o asustarlos con alguna situación (por ejemplo: si no comes va a venir el cuco).
  • Animar al niño a explorar el objeto de sus temores con el apoyo del adulto y la explicación debida. De modo que el niño sienta seguridad para enfrentar sus miedos.
  • Ayude al niño a vencer sus miedos no lo deje solo, ellos necesitan comprensión y apoyo.
  • No olvide que los padres son los superhéroes para sus los hijos. Ellos los perciben como sus salvadores, su isla donde encontrar protección.
1 Like

Rosenda Ccala
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Estudios de Maestría en Psicología Educativa de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Segunda especialidad en Dificultades del Aprendizaje en el Centro Peruano de Audición, lenguaje y aprendizaje (CPAL). Con experiencia laboral en el área Educativa, Social-comunitaria y Clínica. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos en dos sedes en Comas.

Comentarios: 0

Deja un comentario