Cómo enseñar a nuestros hijos a ser solidarios

Publicado por Mabel Villena Categoría: Crianza Sin comentarios

Hoy en día en que los padres estamos muchas horas fuera de casa, disponemos de menos tiempo para formar en valores a nuestros hijos, se nos complica funcionar como padres gestores de un gran proyecto que es un hijo humanizado. Una opción, es delegar a buenos cuidadores las horas que no vemos a nuestro hijo (nana o abuelitos), para que sigan las mismas pautas para formar en valores.

La pérdida de la formación en valores es un peligro para nuestra sociedad, sobre todo el valor que incluye el servir a los demás, “la solidaridad”, que en nuestro actuar diario lo llamamos apoyar.

Los valores incluyendo la solidaridad, son necesarios inculcarlos desde la infancia, para que se mantenga consistentemente en el tiempo, así la sociedad no solo desarrolle el avance tecnológico, sino que también desarrolle la práctica de valores, que cimiente los principios de una sociedad saludable. No solo basta que ellos sepan el concepto de solidaridad, sino que desarrollen el apoyo mutuo.

Ana Lucía Rosel (orientadora familiar), explica que la palabra bondad tiene muchos sinónimos: amor, servicio, caridad y solidaridad y de cualquiera de estas maneras promovemos una sociedad humanizada.

Para empezar a enseñar a nuestros pequeños entonces, primero debemos enseñarles a ser agradecidos. Agradecer por la casa, la comida, la ropa, el juguete que tiene etc. La gratitud debe ser primero para la familia y luego en su entorno. Luego, pasemos a educar en solidaridad.

PAUTAS PARA DESARROLLAR LA SOLIDARIDAD:

  • Ayúdelo a reconocer en la familia, cuando uno de los miembros necesite su apoyo, pídale que colabore.
  • Haga que reflexione en el amigo necesitado y que se haga el hábito, para que luego se convierta en una virtud.
  • Empiece a usar el término colaborar en lugar de competir. Así empezará a focalizarse en desarrollar habilidades para el pensar en equipo e impulsar el valor de servicio hacía los demás.
  • Premie y resalte toda acción solidaria que realice en el aula o vecindario.
  • Concientícelo a través de cuentos e historias en la importancia de la solidaridad.
  • Coméntele historias verdaderas de cómo vivir el valor de la solidaridad.
  • Participen como familia en una obra social es educar en generosidad y en empatía (que se ponga en los zapatos del otro.)
  • Enséñele a separar una parte de sus propinas para destinarlo a una obra de caridad.

La mejor manera que los niños hacen propio un aprendizaje es observando comportamientos que modelen las personas que más aman, es decir, sus padres.

Una sociedad saludable para el futuro de los hijos depende de nuestro actuar en el presente.

Algunos contenidos de Youtube en que podemos apoyarnos son:

  • La fábula de la oruga y la mantis.
  • La bella y la bestia
  • Un simple acto de caridad, crea un espiral sin fin

¡¡¡Manos a la obra!!!!

0 Likes

Mabel Villena
Psicóloga Clínica, especialista en terapia familiar, miembro del equipo técnico de Aprendamos Juntos.

Comentarios: 0

Deja un comentario