Fortaleciendo el lazo entre hermanos por Jacqueline Ponce

Publicado por Jacqueline Ponce Categoría: Familia

Alguna vez escuché que el mejor regalo que podemos dar a un hijo, es un hermano. Al crecer juntos nuestros hijos gozarán de todos los momentos en familia, y verlos nos llenará de alegría, satisfacción y paz; sin embargo, el día a día nos hace observar situaciones conflictivas, entre hermanos, recordemos que cada uno de ellos es único y diferente entre sí, con sus propias preferencias y opiniones.

Estos conflictos muchas veces son propiciados por nosotros mismos, como padres sin darnos cuenta podemos estar fomentando cierta rivalidad, dejarlo pasar y el no resolverlo a tiempo pueda empeorar la situación, las constantes peleas y discusiones entre ellos puede ocasionar un ambiente familiar cargado de problemas. Por ello, a continuación mencionaremos algunos puntos que como padres debemos promover para evitar los conflictos entre hermanos:

  • Equidad entre los hijos, evitemos la preferencia por uno y las comparaciones entre ellos. Muchas veces, sin darnos cuenta, realizamos comparaciones entre ellos, nos enfocamos más en aquellas habilidades o virtudes de alguno de ellos, lo elogiamos y nos enorgullecemos de él (ella) y sin darnos cuenta no hacemos lo mismo con nuestros otros hijos, ese error puede estar alimentando la rivalidad entre ellos.
  • Solucionar los problemas a tiempo, pueda parecernos que sus conflictos no requieran nuestra atención; sin embargo, debemos atender esas “pequeñas” peleas sin tomar parte por alguno, para ellos debemos escuchar por separado a cada hijo, juntarlos y resumirles lo entendido del problema y confiarles en que pueden solucionarlo, hacernos a un lado y esperar que lo hagan. Algo muy importante es ser un buen modelo, reflexionemos como estamos solucionando nuestros conflictos con la pareja, con los hermanos y demás personas.
  • Establecer reglas en el hogar, si todos los miembros proponen y cumplen con las reglas y sus responsabilidades, nuestros hijos se desenvolverán en un espacio de respeto. Por ejemplo, antes de utilizar algún objeto del hermano hay que pedir permiso, antes de entrar al cuarto, tocar la puerta, colaborar con los quehaceres; así la carga no recaerá en una sola persona.
  • Trabajo en equipo, identificarnos y sentirnos parte de nuestra familia es vital para salir adelante, para ello hay que aceptar cada diferencia, respetar opiniones, valorar los aportes de cada uno, como la metáfora de los “cangrejos japoneses” quienes se ponen de acuerdo y en equipo una por una logra salir de la cubeta, a diferencia de otros cangrejos que a medida que uno intenta salir los demás se encargan de impedírselo.

Entonces, fortalezcamos  los lazos entre nuestros hijos, expresemos nuestro amor, con acciones, frases, gestos, detalles, etc.   Que a pesar de que algún día crezcan y formen un hogar sepan que puedan contar el uno con el otro.

o.

2 Likes

Jacqueline Ponce
Licenciada en Psicología en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Diplomado en Fonoaudiología en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (UNIFE). Maestría en Psicología con mención en Intervención Psico educativa en trastornos del Neuro desarrollo. Especialista en Estimulación Temprana y Consultoría externa en monitoreo y evaluación de prácticas pedagógicas docentes del nivel inicial. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en las sedes de Villa el Salvador y San Juan de Lurigancho.

Comentarios: 0

Deja un comentario