Jugueteando por Daniel Peña

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Niños Sin comentarios

Si el juguete hace de todo, ¿qué hace el niño?

Hace poco fue el cumpleaños número 8 de mi sobrino y es emocionante poder celebrar con él y con la familia lo grande que está. Organizaron un pequeño lonche familiar para poder compartir con ellos y celebrar la vida que tiene.

Ya acercándose el día, la duda de rigor fue apareciendo, ¿qué le voy a regalar? Y, cuando se trata de niños, un juguete siempre es una buena idea, pero ¿qué juguete?

Cuando llegué a la tienda, me topé con una gran variedad de opciones, desde robots que hacían de todo, juegos electrónicos, carros variados has juegos de mesa, etc. Tanta variedad, que la decisión se hacía cada vez más difícil, y estoy seguro que en algún momento todos hemos pasado por una experiencia similar.

Hoy quiero hablar de lo que debemos tener en cuenta para poder comprar un juguete.

Primero, debemos entender que un juguete es un objeto que te permita jugar, experimentar,  aprender y entretenerte. Sobre todo tiene que ser un objeto que se pueda usar y no sea para guardar y cuidar.

¿qué considerar para comprar un juguete?

  1. Que llame la atención. si el juguete no capta la atención del niño, simplemente no lo va a utilizar. Entonces busquemos objetos que tengan colores llamativos, sonidos, luces, etc.
  2. Que sea seguro. Hay que considerar que los niños van a manipular los juguetes, y cuando son pequeños, es de seguro que lo van a llevar a la boca. Entonces debemos asegurarnos que los juguetes tengan registro sanitario, que no usen pintura tóxica, que se puedan lavar, que no tengan partes muy pequeñas o puntas pronunciadas.
  3. Que le guste. Recuerda que el juguete no es para ti, entonces debemos tener en cuenta los gustos del niño, esto no significa que solo le regalemos lo que le gusta y lo privemos de nuevas opciones, sino que le lleve a hacer actividades que le agraden, y que a partir de ahí puedan ir descubriendo el mundo.
  4. La edad. Debemos tener en cuenta que nuestro niño está en desarrollo, y los juguetes deben estar acorde a su desarrollo y promoverlo. Entonces revisemos la edad recomendada para el juguete y pensemos si es acorde a nuestro niño.
  5. No hay juguetes para niños y otros para niñas. No caigamos en el error de pensar que las niñas no juegan con carros y los niños no juegan a la cocinita. Recuerda que los niños juegan a lo que ven hacer a sus padres  y madres, y es como van entendiendo el mundo también. Así que brindémosles la posibilidad de tener diversas experiencias.
  6. Menos es más. Encontramos juguetes que hacen de todo y que mientras más hacen menos oportunidad dejamos al niño de crear y los convertimos en observadores del juguete. Entonces pensemos en juguetes que estimulen la imaginación, que no solo tengan un uso específico.
  7. Que integren. El juego también es un tiempo que nos ayuda a la socializar con el niño, y así conocer su mundo, entonces el juguete nos debe brindar la posibilidad de usarlo con él y no un juguete que lo lleve a jugar solo. Juegos de mesa son una buena opción, esto le ayudará también a poder esperar turnos y seguir instrucciones.
  8. Que estimule. El juguete debe ayudar al niño a conocer su mundo y a desarrollar sus capacidades, entonces los juguetes educativos son buena opción, pero tengamos cuidado que también sean divertidos, sino el niño simplemente no los va a usar.
  9. Que se puedan usar. Los juguetes no son objetos para guardar sino para manipular, tirar, doblar, entonces compremos juguetes para que el niño use, que sean resistentes al golpe y caídas.

Si queremos escoger el juguete adecuado para nuestro niño, antes de seguir estos consejos, debemos tomarnos el tiempo de conocer a nuestro niño, y saber así qué cosas le gusta, que sabe, qué le falta y sobre todo, debemos darnos tiempo de jugar con ellos.

Recuerda que nosotros mismo somos el mejor compañero de juego de nuestros hijos.

6 Likes

Daniel Peña
Licenciado en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Diplomado en Estimulación Temprana bajo el enfoque de inteligencias múltiples en el Instituto de Aprendizaje e Innovaciones Educativas (INFAMILE). Diplomado en Neuroeducación con mención en primera infancia en el Centro Iberoamericano de Neurociencia, educación y desarrollo humano. Con curso de Conciencia Fonológica en el Centro Peruano de Audición y Lenguaje (CPAL). Actualmente me desempeño como Psicólogo Supervisor en dos aulas del Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en Ventanilla-Callao.

Comentarios: 0

Deja un comentario