La anemia y nuestros niños por Jacqueline Ponce

Categoría: Alimentación, Crianza, Niños

Desde el 2010 el estado ha tratado de luchar contra la anemia, repartiendo micronutrientes, suplementos de hierro, entre otros a nuestros niños; sin embargo, los índices de malnutrición siguen siendo alarmante, un 43.5% de niños menores de 3 años sufre de anemia, y en regiones como Puno, las cifras pueden llegar a más del 80%. ¿Qué estamos haciendo mal? Aprendamos más sobre esta terrible y silenciosa enfermedad “La Anemia”

La anemia es la baja concentración de hemoglobina en la sangre, siendo la hemoglobina una molécula que se encarga de transportar el oxigeno a los tejidos para que estos se desarrollen y funcionen correctamente. Si sabemos que hasta los 3 años los niñ@s desarrollan casi el 80% de su cerebro y de sus capacidades cognitivas y motoras, la falta de hemoglobina hará que sufran alteraciones en la estructura y neuroquímica de su cerebro. Por lo tanto, los niños menos favorecidos o desnutridos van a ser los primeros en presentar retraso en su desarrollo.

Principales síntomas de los niños con anemia son:

  • Palidez de la piel y de las mucosas
  • Cansancio y pobre actividad física
  • Debilidad, mareos y somnolencia.
  • Inapetencia y bajo peso.

Ante esos síntomas lo primero que debemos hacer es llevarlos a un centro de salud para descartar anemia. Y empezar de inmediato el tratamiento. Como padres podemos prevenir esta enfermedad incluyendo en la dieta diaria de nuestros pequeños, alimentos ricos en hierro. A continuación, una lista de productos que no deben faltar en nuestra olla familiar.

De origen animal:

  • Carne
  • Pescado
  • Vísceras (hígado, bazo)
  • Sangre
  • Huevo
  • Pollo

De origen vegetal:

  • Legumbres (lentejas, frijoles, habas, arverjas, garbanzos)
  • Hortalizas (espinaca, brócoli, alcachofa, acelga)
  • Cereales (avena, trigo)
  • Frutas (ciruela, uvas, fresa, plátano, mango)
  • Frutos secos (higo, nuez, avellana, almendra)

Muy importante es acompañar el consumo de estos alimentos con un cítrico, como jugos de naranja, kiwi, mandarina, limonada, etc. para poder fijar el hierro en la sangre.

Las preparaciones deben ser agradables y variadas, como saltados, cremas, sopas, ensaladas, purés, etc.  ya que si nuestros hij@s no están acostumbrados es muy probable que lo coman de mala gana o dejen la mitad en el plato y esa no es la idea.

Les comparto algunas opciones de comidas ricas en hierro:

  1. Pescado al horno con pimiento y perejil.
  2. Saltado de Hígado con frijoles.
  3. Pollo a la plancha con crema de espinaca.
  4. Sangrecita revuelta con aceituna y papas fritas.
  5. Puré de garbanzos y acelga con carne asada.

 

Si queremos darles lo mejor, empecemos con una buena alimentación, que no necesita ser costosa pero sí variada y rica en nutrientes.

0 Likes

Jacqueline Ponce
Licenciada en Psicología en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Diplomado en Fonoaudiología en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (UNIFE). Maestría en Psicología con mención en Intervención Psico educativa en trastornos del Neuro desarrollo. Especialista en Estimulación Temprana y Consultoría externa en monitoreo y evaluación de prácticas pedagógicas docentes del nivel inicial. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en las sedes de Villa el Salvador y San Juan de Lurigancho.

Comentarios: 0

Deja un comentario