La asertividad en los niños por Rosenda Ccala

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Educación Sin comentarios

Seguramente alguna vez has escuchado a tu niño quejarse de sus compañeros, diciéndote que los han molestado, que les han insultado, que les han dicho tonto, o que les hacen callar cuando hablan o que no les dejan jugar y que ellos no respondieron o no supieron hacerse escuchar.  Son situaciones a los que se enfrentan los niños día a día, y que muchas veces les afecta negativamente; es decir, no saben afrontarlas de manera adecuada.  Puede que Ud. exprese su molestia o trate de resolver la situación. En algún momento Ud. se preguntará como puedo ayudarlo a que sea él mismo quien resuelva tales situaciones, qué estrategias puedo ofrecerle para afrontar esas circunstancias y no sentirse herido. Aquí lo que entra en juego es la asertividad.

La asertividad, es la forma más saludable de la comunicación, es la capacidad de expresar pensamientos, sentimientos y opiniones de manera adecuada y respetuosa, sin imponerse sobre los demás. Saber defender los puntos de vista sin agredir al otro. Esta capacidad se aprende y  favorece a establecer  y mantener  nuestras relaciones interpersonales de forma saludable.

Las características que observamos de un niño asertivo son:

  • Identifica sus propios sentimientos y el de los demás, lo que le permite poder regular sus emociones.
  • Conoce sus derechos, los defiende y los aplica.
  • Tiene seguridad y confianza en sí mismo.
  • No se entrampa en discusiones fofas.
  • Tiene habilidades para negociar
  • Es capaz de decir no, sin sentirse culpable
  • Es respetuoso con el otro a pesar que sus opiniones se contraponen.

¿Qué pueden hacer los padres?

  • Los adultos deben guiar el comportamiento asertivo de los niños, analizando con ellos la situación, las causas y las posibles consecuencias de su actuar. Los padres deben recordar siempre que son modelos de conducta para sus hijos.
  • Enséñele la asertividad a través de la escenificación de situaciones concretas y reales, de forma que aprenda elementos de este tipo de conducta; por ejemplo, adoptar una postura idónea, manejar sus gestos y expresiones faciales que acompañen sus expresiones verbales, hacer un uso de tono de voz tranquilo, firme, evitando las dudas y temores.
  • Es importante ofrecerle al niño varias alternativas de conducta, eso conlleva a que confié en su capacidad de decisión.
  • Entrénelo en estrategias para defender su punto de vista, haciendo repeticiones de sus ideas, por ejemplo, utilizando frases como: “Si pero…” “Si lo sé, pero también…”   “Estoy de acuerdo, pero…..”. O saber decir no; “Bien, pero no estoy interesado”.
  • Entrénelo a realizar preguntas asertivas cuando su actuar haya molestado al otro, así por ejemplo: “¿Qué fue lo que te molestó?”, “¿Qué fue lo que hice, que te molestó?”
  • Enséñele a que cuando es criticado o haya cometido un error, debe separar esa conducta de la persona. Es decir, que tome las criticas como parte de una autoevaluación de su forma de actuar.
  • Enséñele a que hay situaciones que no podemos asumir y que debe saber negarse ante las demandas de los demás, explíquele que hay momentos que es necesario decir NO, sin sentimientos de culpa.

Recordemos que el dialogo con nuestros niños, en toda edad, es uno de los principales recursos con los que contamos cuando queremos enseñarles algo. Asimismo, el modelo que le damos también es un aspecto que debemos tener en cuenta, especialmente cuando hablamos de habilidades sociales. Así que, los animo a hacerse un autoanálisis de nuestra forma de comunicarnos con el resto, así como una evaluación de nuestros niños, para tener un panorama más claro y plantear los pasos a seguir.

1 Like

Rosenda Ccala
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Estudios de Maestría en Psicología Educativa de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Segunda especialidad en Dificultades del Aprendizaje en el Centro Peruano de Audición, lenguaje y aprendizaje (CPAL). Con experiencia laboral en el área Educativa, Social-comunitaria y Clínica. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos en dos sedes en Comas.

Comentarios: 0

Deja un comentario