Las famosas pataletas por Maritza Cantera

Categoría: Crianza, Familia, Niños Sin comentarios

Buscar el equilibrio entre la disciplina y el afecto es y seguirá siendo la tarea y uno de los retos más importante de los padres de familia. Se pone en manifiesto desde los primeros años de vida y sobre todo ante las demandas de los niños. Para ello, es primordial que todo padre y madre de familia estimule conductas positivas en los niños con reglas claras y con afecto que fortalezcan su relación.

En este Blog daremos algunas pautas para afrontar las famosas pataletas y resaltaremos la Disciplina positiva, que es un estilo parental basado en educar y enseñar con respeto mutuo.

Para empezar, es importantísmo que tengamos claro esta idea:  Las habilidades como padres de familia se aprenden, lo cual significa que día a día, reto a reto, vamos mejorando en esta labor, reforzando lo que funciona y aprendiendo de cada experiencia. No es fácil la constancia; pero si tenemos la oportunidad de educar sin herir, vale la pena intentarlo.

Reflexionemos un poco:

  • Hay que diferenciar las necesidades de las demandas del niño: Una necesidad básica de los niños es el afecto. Siempre se tiene que mantener nuestro afecto y no negarlo, comprometernos a contener. Una necesidad es algo que el niño requiere para su desarrollo saludable, mientras que una demanda es un requerimiento del niño de elementos que quizás no son imprescindibles; por ejemplo, pedir su dulce preferido o un juguete determinado.

Mientras los niños crecen se vuelven más demandantes y hay que diferenciar las demandas de sus necesidades porque muchas veces empiezan a demandar cosas que ya no necesitan.  Ahí está el dilema de muchos de los adultos.

  • Hay que tener mucho cuidado con el lenguaje y los mensajes que damos a los niños, recordar que somos un modelo y que los niños nos están observando todo el tiempo. Por ello, buscar ser firmes y amables al mismo tiempo es primordial. A veces caemos en estilos diferentes y confusos. Esto es lo que debes evitar: un día ser firme con rigor y hasta enojarte; y otro, te invade la culpa, permites y concedes todas las demandas de los niños.

Y ANTE LAS PATALETAS, ¿QUÉ HACER?

Estas reacciones intensas y emocionales son causadas por la frustración que está pasando el niño, y son parte de su desarrollo normal. Es más, si nos ponemos a analizar como afrontan los adultos el estrés, podremos darnos cuenta que, en determinados momentos, todos hacemos pataletas y perdemos el control.

Piensa un poco: “¿Qué hago yo cuando mi hijo hace una pataleta?” Esto va a determinar cómo va a ser mi hijo y cómo voy a ser como padre o madre.

REGLA DE ORO: Evita ignorarlos y mandarlos a otro ambiente como castigo. Recuerda que cualquier estrategia que provoque estrés o dolor es una inadecuada estrategia de crianza. No te va a salir a la primera, es difícil, pero es necesario intentarlo.

¿Cómo reaccionar?

  • Controla tus emociones, y trata de no pensar que ellos lo hacen para molestarte. Tener en cuenta que es claro que el niño no sabe cómo controlar esta emoción. No pierdas el control, no digas cosas que no te gustaría que te digan a ti.
  • Trata de ponerle en su lugar y habla de lo que le está pasando en palabras simples: “Entiendo que estés molesto”. Utiliza un tono de voz tranquilo y evita las explicaciones largas. Si yo calmo a un niño, le estaré enseñando una habilidad trascendental para la vida: calmarse a sí mismo.
  • Ofrece una alternativa y desvía su atención. Si ellos demandan algo extraordinario, escúchalo y dale otras opciones, por ejemplo: “No te daré ese helado que quieres ahora pero que te parece si te leo un cuento en la casa o visitamos el parque de camino”. Los estudios mencionan que estos niños aprenden a utilizar esta estrategia cuando están enojados y dejan de hacerse problemas en situaciones estresantes.

Iremos aprendiendo que hay que enseñar a un niño a calmarse; y que es posible hacerle caso sin darle lo que pide.

0 Likes

Maritza Cantera
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Segunda especialidad en Intervención Temprana con niños con/ sin necesidades educativas especiales en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Actualmente llevo el curso MOOC del Ministerio de Educación. Brindo consultorías de manera particular a instituciones educativas. Me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos - Fundación Custer en las sedes de Chorrillos y San Martín de Porres.

Comentarios: 0

Deja un comentario