Mi hijo es conflictivo ¿Qué hago? por Rosenda Ccala

Categoría: Consejos para padres, Crianza, Familia Sin comentarios

Un conflicto es un desacuerdo entre dos o más personas debido a una percepción sesgada de una situación problema en la cual se ven amenazados sus recursos y necesidades, motivo por el cual buscan formas de regulación ante esta amenaza. El conflicto se puede dar entre pares, entre hermanos, entre padres e hijos. Por ejemplo, entre los niños, una situación frecuente de conflicto es por los juguetes, cada uno quiere apropiarse del juguete y no prestarlo al otro. Y el otro niño, a como dé lugar, quiere quitárselo, siente que le pertenece. Todo niño siempre quiere ganar, pero si pierde le generará una sensación de insatisfacción.

Qué ha generado que lleguemos al conflicto

  • La forma de percibir una situación como problema, condicionada a través de los aprendizajes familiares; si los padres entran en constante conflicto sin llegar a una solución, los niños adoptan esta forma de enfrentar las diversas situaciones.
  • Las normas de convivencia entre las personas no son claras, son confusas e inestables, es decir constantemente cambian, de acuerdo al estado emocional o conveniencia de las personas.
  • Los valores que rigen la convivencia familiar y escolar son diferentes entre sí.
  • Cuando la autoridad actúa de forma impositiva, sin tener en cuenta a los demás miembros de la familia.

La resolución de conflicto, es el proceso en el cual se da por finalizada la situación discrepante, siendo esta consecuencia satisfactoria para los implicados. ¿Cómo  llegar a la resolución del conflicto?

Existen algunas pautas que se podrían seguir para llegar a la  resolución del conflicto desde el hogar:

Escuchar activamente

Los padres deben promover un clima en donde el niño no sienta temor de expresar lo que siente; mostrando un sentido de neutralidad y evaluando la visión de cada una de las partes involucradas.

Facilitar las  soluciones creativas

El promover una atmósfera de comprensión y conocimiento permitirá que cada niño pueda aportar soluciones creativas y de este modo se reforzará un pensamiento flexible y no impositivo por parte de los padres.

Buscar un equilibrio

En la situación de conflicto se debe facilitar una situación de equidad entre el respeto y la necesidad de querer imponerse; esto junto al diálogo ayuda a generar alternativas de solución efectivas.

Pasos para la resolución de conflictos

  • Defina el problema. ¿Qué está molestando a ambas partes?
  • Defina las necesidades de cada persona.
  • Planteen ideas juntos y evalúen las posibles opciones para una solución.
  • Planea cómo pondrías en práctica la solución.

La mejor manera de evitar los conflictos, es teniendo una comunicación asertiva, pensando en vez de reaccionar, o siendo paciente y respetuoso con el otro así como tolerantes a las diferencias.

0 Likes

Rosenda Ccala
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Estudios de Maestría en Psicología Educativa de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Segunda especialidad en Dificultades del Aprendizaje en el Centro Peruano de Audición, lenguaje y aprendizaje (CPAL). Con experiencia laboral en el área Educativa, Social-comunitaria y Clínica. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos en dos sedes en Comas.

Comentarios: 0

Deja un comentario