Mi hijo se distrae en clase y no copia por Maritza Cantera

Categoría: Consejos para padres, Educación, Niños Sin comentarios

En el día a día de las madres y los padres de familia aparecen muchas situaciones que generan preocupación. Una de ellas, durante los primeros años de escolaridad, es que sus hijos no copian en la clase o no avanzan en el salón.  Cuando los padres o madres de familia tratan de explicarnos la situación, escuchamos lo siguiente: “mi hijo no presta atención, se cansa”; “se distrae mucho con sus compañeros de clase, le gusta conversar o jugar”. Cuando la maestra o el psicólogo analizan con los padres dicha situación, aparece una de las preguntas claves: ¿qué es lo que la madre o el padre hace cuando encuentra el cuaderno sin las tareas o los avances de la clase? Muchas nos cuentan que hablan con ellos y no les queda otra opción que pedir prestado un cuaderno para que se ponga al día en casa.

Frente a esta preocupación, en esta nota hablaremos de aspectos de la salud que debemos tener en cuenta como prioridad; de la importancia de ejercitar la atención y cómo desarrollarla; y compartiremos tareas sencillas que le permitan desarrollar mayor autonomía en el niño. El punto de partida es tener claro: nos comprometemos a construir junto con ellos hábitos durante esta etapa escolar dentro de un ambiente que le proporcione seguridad, calidez y firmeza.

PRIMEROS DESCARTES

El primer paso sería descartar un problema visual:  muchos niños acompañan esta conducta de no avanzar en clase con otras como que se acercan o se ponen de pie para leer el pizarrón, guiñan los ojos o se los frotan constantemente. Algunos incluso llegan a casa con dolores de cabeza. Es más frecuente ver que los docentes son quiénes sugieren una consulta con el oftalmólogo para descartar problemas de visión.

Si antes ya has observado otros indicadores como: le repites las instrucciones varias veces, parecen distraídos, o tener problemas de atención o de conducta, hay que descartar antes algún tipo de pérdida auditiva. Otro aspecto que debes revisar es la alimentación y el descanso; un niño que tiene deficiencia nutricional tiene menor capacidad de concentración para adquirir nuevos aprendizajes. Hay que recordar que la anemia infantil en el Perú es un problema prioritario de salud pública con alta prevalencia.

 ATENTOS TODOS

Según su desarrollo, es a partir de los 7 años que el niño va adquiriendo mayor control para dirigir su atención; antes el niño tiene cierto control, pero va mejorando a esa edad. Otro factor importante es el ambiente y las experiencias que se les brinda. También es bueno considerar el interés del niño y su motivación. Nosotros fijamos la atención en aquello que nos captura. Cuando un maestro cambia el tono de voz o presenta material llamativo la mayoría de niños se quedan cautivados y quieren saber más. Ser atentos, con toda seguridad, le permitirá ser eficiente porque selecciona lo que va procesar y bloquea elementos que lo pudieran distraer.

Es importante que los padres brinden las experiencias adecuadas y sobre todo aprovechen los momentos que interactúan con ellos para reforzar la atención en casa:

Al dar indicaciones:

  • Siempre míralo a los ojos, y buscar o pide que también lo haga
  • Piensa lo que le vas a decir antes, y trata de ser claro y conciso.
  • Pide que repita el mensaje, eso te indicará si comprendió
  • Felicítalo por su esfuerzo; en el caso que no lo logre, enséñale dando un modelo.

 El Espacio

Recuerda que todas estas interacciones se dan en un contexto. Por eso recomendamos que el espacio sea organizado, evitando distractores y ruidos para realizar las tareas, con un horario visible (marcando los tiempos de cada tarea). Este horario debe ser planificado con la participación del niño.

Cuando el niño enfrente la tarea:

Se le puede enseñar al niño a hablarse a sí mismo en voz alta, a través de preguntas.  Es una secuencia de trabajo y lo destacable es que, con el uso de estos mensajes orales, el niño se autorregula.

1)“¿Qué es lo que tengo que hacer?”,2)” ¿Cómo lo voy a hacer?”, 3)” ¿Cómo lo he hecho? (Bien/ Mal / Me ha costado un poco” 4) “Lo corregiré, lo hare mejor”

ACTIVIDADES PUEDEN REALIZAR PARA DESARROLLAR AUTONOMÍA

Es necesario que asuman responsabilidades en casa. En la medida que sigamos reforzando la atención también debemos corregir algunas conductas aprendidas. Si el niño sigue sin copiar la tarea, dar la indicación que la haga en casa en el horario de su tiempo libre o donde está programada otra actividad de juego (no tocar ni los descansos ni la alimentación). Se dará cuenta que el tiempo libre se le redujo y que deberá aprovecharlo mejor en la clase.

Cuando un niño realiza o logra una tarea, su motivación y su autonomía se elevan. Aquí una lista de las actividades de los niños que ingresan al colegio puede realizar: un niño de 4 años a 5 años ya puede realizar las siguientes tareas sencillas: recoger sus juguetes, colaborar en la mesa u ordenar su habitación, limpiar algunas partes de su cuarto, enjuagar vasos o platos, etc.

¡LISTO, TERMINE LA TAREA!

0 Likes

Maritza Cantera
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Segunda especialidad en Intervención Temprana con niños con/ sin necesidades educativas especiales en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Actualmente llevo el curso MOOC del Ministerio de Educación. Brindo consultorías de manera particular a instituciones educativas. Me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos - Fundación Custer en las sedes de Chorrillos y San Martín de Porres.

Comentarios: 0

Deja un comentario