Miedo a las exposiciones escolares por Rosenda Ccala

Categoría: Consejos para padres, Educación, Niños Sin comentarios

En la etapa escolar hay un tema perturbador para muchos de nuestros niños: las exposiciones; es una de las tareas que desean evitar y que alivio sienten cuando dicen “no habrá exposiciones”.   Y nos preguntamos qué les genera miedo al hablar en público, si generalmente es ante sus compañeros de aula; se dice que este miedo es uno de los más comunes en las personas, uno nunca dice que le da miedo hablar en público, nadie se entera, hasta que tiene la tarea de exponer.

Los niños ante la tarea de las exposiciones, manifiestan  que les da nervios, sienten que no pueden pensar, las manos les sudan, le tiembla el cuerpo o parte de ella, se ponen rojos o que no se pueden concentrar, “no me voy a acordar de nada”, esto es expresión del miedo pero es un miedo irracional.

Ante esta situación hay dos pensamientos irracionales, que puede explicar lo que está pasando en el niño:

  • Cuando uno mira a mucha gente siente que esas personas son los depredadores, sienten que quieren destruirlo, que sus compañeros los van a triturar; pero es irracional ya que son sus compañeros y no les harán nada.
  • También sienten que lo van a fiscalizar, piensan que van a hacer el ridículo, que  se van a burlar de él, y peor todavía cuando piensan que sus compañeros se darán cuenta que no domina el tema, o  el temor de  olvidarse de lo más importante. Esta sensación de que lo van a fiscalizar incrementan su tensión.

Los niños, como las personas adultas, elaboran las peores hipótesis antes de enfrentarse a los demás, son momentos que el estrés se ve incrementado. La tranquilidad se pierde, el estudiante se siente más intranquilo e inseguro, nervioso, ansioso, y claro no puede hablar, pensar, organizar sus ideas, puede ponerse rojo. En ocasiones se pueden nublar o bloquear lo que tenían que decir.

¿Qué ocasionan estos miedos?; probablemente las experiencias previas de haber atravesado esta situación y que están en el recuerdo y queda grabado por tanto hay un pensamiento que dirige esta sensación.

Cómo salir de ese problema

  • Ayude a su niño a debatir ese pensamiento negativo y accionar. Pregúntele ¿Qué evidencia tienes de que tu peor hipótesis se comprobó (que te hayas olvidado el tema, o te haya pasado algo como una caída)? ¿Qué es lo peor que podría pasar si lo que piensas ocurriese? ¿De que  servirá tener esas ideas?
  • Enséñele a su niño a adoptar una postura distinta, que su cuerpo avise que está bien, que esta relajado, cambiando la postura, esta debe ser expansiva y ascendente, como que su cuerpo muestra engrandecimiento, eso refleja una posición de seguridad.
  • Ayúdelo a entrenarse, ensayar, practicar con anterioridad ante otros públicos, puede hacerlo frente al espejo.
  • No dramatizar la situación, sino más bien use el humor de sí mismo, o de sus fallas.
  • Incentívelo a usar recordatorios (tarjetas, apuntes, etc)
  • Practiquen ejercicios de relajación y respiración.

Lo más importante es que como adultos demos el soporte y la ayuda para enfrentar estos temores. Recordemos que, al superar este miedo, la sensación de satisfacción personal será impresionante y esto reforzará grandemente la seguridad en sí mismos.

0 Likes

Rosenda Ccala
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Estudios de Maestría en Psicología Educativa de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Segunda especialidad en Dificultades del Aprendizaje en el Centro Peruano de Audición, lenguaje y aprendizaje (CPAL). Con experiencia laboral en el área Educativa, Social-comunitaria y Clínica. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos en dos sedes en Comas.

Comentarios: 0

Deja un comentario