¿Nuestra familia es disfuncional? por Mabel Villena

Categoría: Consejos para padres, Familia Sin comentarios

En algún momento de nuestra vida nos hemos puesto a pensar si nuestra familia es normal, o si la dinámica familiar podría ser mejor, ¿Cómo saber si nuestra familia es saludable?

Una familia puede ser funcional o disfuncional de acuerdo con el modo adecuado o inadecuado en que  satisfaga las necesidades de sus integrantes y haga posible o entorpezca de modo significativo el bienestar y el ajuste emocional y social dentro de ella.

Familia disfuncional se llama así a una familia que no funciona correctamente. Existen familias que tienen patrones de conducta negativos debido a factores históricos, culturales, sociales que se trasmiten de generación en generación.

Es funcional cuando se vive el respeto por las diferencias individuales, que fomentan la autonomía, el desarrollo y el bienestar de cada uno de sus miembros, sin importar la edad.

Si existe el respeto y el apoyo mutuo entre los cónyuges, compartiendo la autoridad, el liderazgo y la responsabilidad en el cuidado de los hijos. Si sabe adaptarse a las situaciones internas y externas de cambios en la familia, afrontando eficazmente el estrés y una efectiva resolución de los problemas, y los conflictos que se vayan presentando. Una familia es funcional si hay reglas claras que promueven la comunicación abierta y efectiva entre sus miembros, donde los sentimientos no son reprimidos. Una familia donde se promueve el sentido del humor, el perdón, la comprensión, la ayuda.

CARACTERÍSTICAS DE UNA FAMILIA FUNCIONAL

  • Que se satisfagan a un nivel aceptable las necesidades esenciales de sus miembros.
  • Que la familia desarrolle adecuadamente sus funciones.
  • Que se compatibilicen los intereses básicos de sus integrantes en forma justa y se actúe de acuerdo con el rol que corresponde a cada cual.
  • Que el lenguaje racional y el emocional dentro de ella fluyan sin grandes contradicciones y que la comunicación en su seno sea clara, directa, adecuada, oportuna y sincera (comunicación funcional).
  • Que se facilite la expresión de las emociones y los sentimientos y se respete el status, autoridad y jerarquía legítimos de cada cual.
  • Que exista armonía en función de la consecución de las metas y que estas sean apropiadas y accesibles.
  • Que haya cooperación y mecanismos asertivos y maduros de afrontamiento, ante situaciones críticas.
  • Que exista respeto mutuo y se promuevan la autonomía y la espontaneidad.
  • Que las formas de control existan y sean adecuadas y las reglas familiares no fuercen la individualidad y la autonomía.
  • Que se estimulen las relaciones humanas, el desarrollo personal y la creatividad.
  • Que se favorezcan vínculos constructivos y armónicos con su medio ambiente natural y sociocultural.

ALGUNAS CARACTERISTICAS DE LA FAMILIA DISFUNCIONAL

  • CAMBIO DE ROLES. Los miembros no asumen con responsabilidad sus roles.
  • PROBLEMAS DE CONDUCTA DE LOS HIJOS O PADRES. El trasgredir los límites de convivencia de parte de un hijo o de uno de los padres, cualquier irresponsabilidad u omisión en los roles.
  • LA DESOBEDIENCIA DE UN HIJO. Será el modelo para los demás hijos.
  • VIOLENCIA FAMILIAR. Se puede manifestar entre conyugues o de padres a hijos o viceversa, así como entre hermanos.
  • Los miembros tienen atracción por el alcohol, la drogas, los juegos de apuesta, fijación del uso de celular por el uso redes sociales, la televisión, la voracidad de las compras, etc.
  • LOS PROBLEMAS DE PAREJA. Si los conyugues no aceptan separarse con la excusa de que no quieren perjudicar a los hijos, la convivencia sobrepasará los límites de peleas y llegará al maltrato físico y psicológico.
  • LA SEPARACION DE LOS PADRES MAL MANEJADA. Cuando uno de los padres sale del hogar y ya no cumple con el rol de progenitor de los hijos.

No es raro que toda familia pase por momentos de tiempo dónde la salud familiar se ha visto afectada por circunstancias estresantes. Las familias saludables tienden a volver al funcionamiento equilibrado después de la crisis, y los miembros se apoyan de manera respetuosa y compasiva.

0 Likes

Mabel Villena
Licenciada en Psicología en la especialidad de Psicología Clínica en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Con 15 años de experiencia en el área educativa – comunitaria. Con formación Psicoterapéutica Geltalt y con un Diplomado de especialización en diseño y evaluación de proyectos sociales en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Experiencia sólida orientando a padres de familia y docentes, y brindando atención a niños del nivel inicial y primaria (1er y 2do grados) a través de programas de intervención psico educativos. Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en las sedes de Pachacútec – Callao y Año Nuevo - Comas.

Comentarios: 0

Deja un comentario