Pasión por la pelota por Maritza Cantera

Categoría: Crianza, Niños Sin comentarios

Durante los primeros años de vida un niño se desarrolla a través del movimiento. Logra diferentes retos: se sienta, gatea, camina, entre otras acciones.  El movimiento es crucial y es por esto que los programas de estimulación se basan en ello. Luego, el movimiento les permite un mejor desarrollo físico y les brinda un sin número de beneficios destacando la salud y los valores.

Si recuerdas un poco tu infancia, te vendrá a la memoria como los pies te picaban cuando tus amigos o amigas te buscaban y le preguntaban a tu mamá si podías salir a jugar al parque o a la calle.

En el colegio de Fe y Alegría 1 de San Martin de Porres suena la campana y los niños salen disparados a su recreo.  Es grato ver como los niños se activan entre ellos, se divierten, disfrutan de su cuerpo y movimiento.

Otro día encontré a un grupo de niños de segundo grado de primaria del colegio Fe y Alegría 34 de Chorrillos jugando a encestar con pelotas de trapo y de papel periódico en el patio. Recordé que esa misma pasión y entrega la había observado en las pobladoras del distrito de Acobamba en Huánuco que, vestidas con polleras y desafiando la altura y el frío, se deleitaban jugando fútbol. Y, hay que decirlo, eran muy pero muy buenas.

Todo sabemos que es bueno el movimiento. Igualmente es importante enseñar con el ejemplo la realización de alguna actividad física para el desarrollo de los más pequeños.

 ALGUNOS DE SUS BENEFICIOS

  • Cuando son pequeños, ellos aprenden todo a través del movimiento y los sentidos. Al realizar alguna actividad y al perfeccionarla, esto optimiza su rendimiento, sus niveles de atención y concentración; incluso activa su memoria.
  • Les brinda vitalidad, fuerza y resistencia física, mejora su circulación y respiración. Para los más pequeños, previene problemas ortopédicos.
  • Los niños activos son niños saludables; es una de las mejores prácticas en beneficio de la salud; mejora el estado de ánimo.
  • Encontrarse con otros niños y participar en grupo permite que ellos aprendan a relacionarse mejor con sus compañeros, establecen amistades y practican valores como el compañerismo y el trabajo en equipo.

LUCHA CONTRA EL SEDENTARISMO

Actualmente los niños llegan a la casa del colegio y lo primero que buscan es manejar alguna Tablet o computadora; se sientan a realizar tareas o videojuegos la mayor parte del tiempo. Incluso se conectan, en edades más tempranas, a las redes sociales.  Las investigaciones mencionan que el estilo de vida es el factor más influyente en la calidad de vida. Por ello el papel fundamental de los padres de familia y los entrenadores en la promoción de la actividad física como una necesidad tan importante como la alimentación y el descanso.

Ya que nuestro cuerpo funciona mejor cuando hacemos alguna actividad física, esta es una manera fácil de hacer que funcione para ti. Sigue las recomendaciones para establecer junto con tu hijo o hija un hábito saludable.

PRIMER PASO

El niño debe explorar sus posibilidades, tu rol será acompañarlo y buscar con él la actividad física adecuada según sus condiciones. Debe ser el niño quien elija la actividad física o deporte que quisiera practicar.  Un niño elige un deporte porque cree que lo hace bien, porque se divierte, porque se relaciona. Acompáñalo en esa exploración, puedes ir a las mismas canchas, estadios, losas, etc., ver una película o ver partidos con él.

DURANTE LA PRACTICA:

Recuerda que tú no eres el entrenador, tu tarea consiste en dar apoyo incondicional. Si tu hijo pierde o falla un entrenamiento o partido, o le salió mal una presentación de baile o de gimnasia, puedes decirle lo siguiente: “¡Que orgulloso estoy que te levantes temprano a entrenar, que hagas deporte, que tengas esta vida saludable, que te diviertas, que disfrutes el juego, que compartas con tus amigos!”.  Esos son los valores que debemos destacar para mantener su motivación.

Dale tu aliento, no te fijes en los resultados, eso es tarea de los entrenadores, tu tarea es acompañarlo y hacerle barra.

“Yo pudo aceptar un fallo, cualquiera puede fallar, pero no puedo aceptar el no intentarlo”

Michael Jordan

0 Likes

Maritza Cantera
Licenciada en Psicología, en la especialidad de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Segunda especialidad en Intervención Temprana con niños con/ sin necesidades educativas especiales en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Actualmente llevo el curso MOOC del Ministerio de Educación. Brindo consultorías de manera particular a instituciones educativas. Me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos - Fundación Custer en las sedes de Chorrillos y San Martín de Porres.

Comentarios: 0

Deja un comentario