Volando voy creando por Lucy Tomairo

Categoría: Crianza, Educación, Niños

Durante una reunión de integración del Programa APJ , participamos de una dinámica grupal. Cada grupo de 5 o 6 personas  debía echar el agua de un envase a otro que se encontraba a cierta distancia, con la única regla de utilizar unas cintas como único material de apoyo ya que no podíamos usar nuestras manos. Nos dieron unos minutos para pensar en cómo realizar la tarea.

Ahora recuerdo que si bien todos sabíamos lo que debíamos hacer, fue el “cómo” hacerlo,  lo que en un inicio tomó tiempo. Un tiempo de “arranque” de ideas.  De esta experiencia podría destacar el tema de trabajo en equipo, perseverancia, diversión, integración, etc. pero esta vez destacaré la creatividad. La creatividad es la forma más clara de libertad de una persona en acción; libertad de pensamiento, de expresión, de creación.

Durante el juego descrito anteriormente, escuchamos las ideas  de todos por más ilógicas que sonaran; escuchar, probar y probar hasta lograr la meta.  Pero ¿qué sucede usualmente cuando en un grupo adultos y niños participan juntos?, ¿se escuchan siempre a los niños?, no siempre ¿verdad?

Sucede que un niño piensa en forma distinta al adulto.  En el mejor de los casos quiere hacer uso de su libertad para crear; pero si quiere pintar las flores de color negro, el cielo de verde, hacer un perro con seis patas, un dibujo de la familia donde no está el hermanito o contar un cuento sobre una cebra que vuela; nosotros respondemos a estas acciones con el famoso “así no se hace”, “eso es imposible”, “las flores no son negras” ,“¿cuándo has visto un cielo verde?”, mirando todo desde nuestra perspectiva de ”adultoquesabetodo”, centrándonos en lo que consideramos que está mal, preocupados y al borde de llamar al psicólogo porque nuestro niño utiliza el color negro al colorear o se olvida de dibujar a algún miembro de la familia.

Ahora, no se trata de dejar al niño que tenga ideas erradas. Estoy segura de que si le preguntan cuántas patas tiene un perro, podrá decir el número correcto; lo mismo que si les preguntas quiénes forman parte de su familia. El que pinte, dibuje, escriba, arme un objeto, etc. a su gusto, es porque los niños son creativos por naturaleza, les gusta crear ya sea juegos, objetos, cuentos, tener ideas nuevas y para ello necesita de su espíritu investigador, esa curiosidad innata con la que venimos desde bebés y si los adultos no les cortan las alas a su imaginación  van desarrollando su potencial creativo  pudiendo convertirse en un  adulto talentoso tal y como lo fueron Albert Einstein, Steven Spielberg y peruanos como Teófilo Cubillas, Lucho Quequezana, Juan Diego Flores y muchos más. El niño tiene que vivir experiencias que lo lleven a ir desarrollando habilidades y capacidades que le permitirán afrontar situaciones que requerirán de un pensamiento analítico y flexible.

Así que para ayudar a potenciar la creatividad en un niño debemos:

  • Dejarlos jugar. El juego es una forma de representación y manejo de la realidad. Les permite hacerla suya y plantearse situaciones y probar posibles soluciones.
  • Incentivar la curiosidad en los niños. Ellos son investigadores por excelencia, es por eso que repiten una y otra vez lo que aprenden.
  • Atenderlos cuando quieren decirnos o mostrarnos algo, compartiendo su orgullo y felicidad por sus creaciones.
  • Dar nuestras opiniones (si nos las piden) con empatía y ofrecer sugerencias antes que imposiciones.
  • Evitar poner cara de preocupación o enojo cuando realizan una tarea que les pedimos pero de una forma distinta a la que nosotros haríamos. Preguntar cómo encontraron esa solución

Recuerda que puedes tienes en casa o escuela a un pequeño con un potencial ilimitado para crear.

0 Likes

Lucy Tomairo
Licenciada en Psicología en la especialidad de Psicología Educativa en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Con cursos de Diagnóstico e Intervención en Problemas de Aprendizaje de la lectura, escritura y matemática, así como de Estrategias de Enseñanza – Aprendizaje de las Matemáticas en niveles de Inicial y Primaria en el Instituto Psicopedagógico EOS Perú.
Actualmente me desempeño como Psicóloga Supervisora en el Programa Aprendamos Juntos – Fundación Custer en la sede de Villa María del Triunfo.

Comentarios: 0

Deja un comentario